Resumen de Historial

ALINEACIÓN CON OTROS PLANES

Tras el devastador impacto de los huracanes Irma y María, el Gobierno de Puerto Rico, con numerosos socios federales y stakeholders locales, trabajó para compilar el Transformation and Innovation in the Wake of Devastation: An Economic and Disaster Recovery Plan for Puerto Rico (Plan de Recuperación). Acorde con la Ley de Presupuesto Bipartidista de 2018, el Plan de Recuperación fue presentado al Congreso el 8 de agosto de 2018.

La visión de transformación de Puerto Rico, establecida en el Plan de Recuperación, se fundamenta en el presente, pero toma en consideración una variedad de factores preexistentes que continuarán desafiando a la Isla y a sus ciudadanos durante los años venideros. Algunos de estos factores son la ubicación y la geografía de Puerto Rico, los cambios demográficos, las tendencias económicas y las condiciones fiscales existentes antes de los huracanes; así como el mantenimiento limitado de la infraestructura crítica. Este esfuerzo de recuperación representa mucho más que el esfuerzo de reparar y reconstruir el daño físico causado por los huracanes. Es, también, una oportunidad para implementar las reformas sociales, gubernamentales, fiscales y económicas que conducirán al Puerto Rico del Siglo XXI.

El Plan de Recuperación también incorpora varios planes, como el Plan para Puerto Rico, del exgobernador Ricardo Rosselló; el Nuevo Plan Fiscal para Puerto Rico: Restaurando el Crecimiento y la Prosperidad, que fue certificado por la Junta de Supervisión Fiscal de Puerto Rico; y el Plan de Acción CDBG-DR, aprobado el 30 de julio de 2018.

Tabla 1: Cursos de Acción (COA) impactados con la configuración del Distrito de Desarrollo Económico (EDD).

El Plan de Recuperación incluye 276 Cursos de Acción (COA) asentados ​​en numerosos componentes de recuperación. Entre ellos, las comunicaciones, la vivienda, los recursos naturales, los recursos culturales, la salud y los servicios sociales, lo energético, el acceso y la disponibilidad del agua, así como la economía. Después del huracán María, todas las inversiones de la EDA en Puerto Rico adelantan varios COA. La configuración de un EDD adelanta específicamente los COA resumidos en la Tabla 1, ya sea en su totalidad o en parte. No obstante, el establecimiento del SPREDD, además de promover directamente los COA en la Tabla 1, muy probablemente promoverá -de forma indirecta- otros COA relacionados con el desarrollo de la fuerza laboral, y con avances y mejoras en la infraestructura, que requieran planificación y colaboración regional.

El SPREDD-CEDS 2021 trabajará simultáneamente con otros planes existentes, más allá del Plan de Recuperación para Puerto Rico; como por ejemplo, el Plan Integrado de Desarrollo Económico de la Compañía de Fomento Industrial para Puerto Rico (PRIDCO). Esto, porque varios de los empleadores privados más grandes del SPREDD operan en instalaciones pertenecientes a PRIDCO. Incorporará, además, otros elementos adoptados del Plan de Acción de Recuperación ante Desastres para Puerto Rico para el uso de los fondos de Subvención en Bloque para el Desarrollo Comunitario (CDBG-DR); del United Plan for Puerto Rico – WIOA 2020-2023, entre otros; con el fin de trabajar hacia las siguientes metas:

  • Promover el crecimiento económico sostenible.
  • Atraer capital privado.
  • Promover la gobernanza eficaz y la transparencia.
  • Desarrollar capacidades.
  • Apoyar iniciativas que promuevan la economía azul y la economía del visitante.
  • Incorporar resiliencia económica.
  • Reducir la emigración de fuerza laboral calificada.
  • Incentivar la participación de la fuerza laboral formal/externa mediante el desarrollo de Fuerza Laboral Siglo XXI.
  • Ampliar la base tributaria.
  • Rehabilitar y renovar unidades de vivienda existentes.
  • Mejorar la disciplina fiscal.
  • Aclarar asuntos de propiedad, titularidad y responsabilidad administrativa de varios activos de infraestructura.