ANÁLISIS FODA

FORTALEZAS

La región del SPREDD, y todo Puerto Rico, disfruta de las ventajas que brinda el estado de derecho de EE. UU.; sin embargo, todavía se considera una jurisdicción extranjera a efectos del impuesto sobre el ingreso. En general, significa que las subsidiarias extranjeras de compañías estadounidenses que operan en Puerto Rico tendrán sus ganancias gravadas en los EE. UU. a una tasa reducida del 10.5 %, en contraposición a la tasa impositiva estándar de los EE. UU. (21 %).

Después de que, en 2006, se eliminó por completo la Sección 936, muchas de las empresas farmacéuticas y de dispositivos médicos con sede en EE. UU. que optaron por mantener sus operaciones en Puerto Rico convirtieron sus subsidiarias en Puerto Rico en Corporaciones Extranjeras Controladas (CFC).18 Las CFC fueron un objetivo clave de la Ley de Empleos y Reducción de Impuestos (TCJA) a finales de 2017; no obstante, las tasas impositivas efectivas de muchas CFC que realizan sustancialmente todas sus operaciones extranjeras en Puerto Rico, como Amgen, en realidad se redujeron del 15.7 % (2016) al 12.1 % (2018) como resultado de la TCJA.19  Subsecuentemente, los empleos de manufactura aumentaron en Puerto Rico.

Infrastructure is in place to further development and connectivity to the global economy. However, stakeholders note that these assets are extremely underutilized, especially Mercedita International Airport in Ponce. According to stakeholders, ports in the region are also thought to be underutilized; however, alternative strategies may need to be developed for enhanced utilization due to regulations and market timing, as discussed in Opportunities. Portions of the transportation infrastructure are also within Foreign Trade Zone # 163.

Potencial para el desarrollo de la economía azul u oceánica. El Banco Mundial define Economía Azul como: «el uso sostenible de los recursos oceánicos para el crecimiento económico, la mejora de los medios de vida y el empleo, al tiempo que se preserva la salud del ecosistema oceánico». Las iniciativas de economía azul se han identificado como un área clave en la que la región podría prosperar sin incentivos, dado que estos podrían no estar siempre presentes. Como ya se ha señalado, algunos de los problemas económicos de Puerto Rico tienen su origen en la eliminación de ciertos incentivos que estuvieron vigentes durante muchos años.

“A Puerto Rico se lo reconoce, históricamente, por graduar talento excepcional en tecnología e ingeniería. Sin embargo, los candidatos top constantemente reciben oportunidades de empleo atractivas fuera de la Isla y no, a nivel local. Son pocos los emprendedores que permanecen en Puerto Rico, donde confrontan limitaciones de recursos, carencia de incentivos y escaso apoyo financiero.

Queremos crear un entorno que provea conocimiento, acceso y capital para ayudar a los líderes a emprender negocios tecnológicos locales, que prosperen y mejoren las condiciones económicas de sus familias, sus comunidades y el pueblo de Puerto Rico”.

Orlando Bravo

Socio General – Thoma Bravo

Más de 30,000 estudiantes están matriculados en seis universidades dentro de la región del SPREDD. Los stakeholders afirman que debemos transformar a estas personas en «recursos desarrollados» en lugar de «exportarlos».

Hay vastas extensiones de tierra fértil en la región. La región del SPREDD representa el epicentro del sector agrícola de Puerto Rico. La agricultura es una industria que puede prosperar en Puerto Rico, libre de incentivos. Sin embargo, existen desafíos notables para hacer realidad esta fortaleza; principalmente, mano de obra no calificada, como se indica en Debilidades. Además, y a modo de ejemplo, a pesar de los excelentes esfuerzos recientes para consolidar y hacer crecer la industria cafetalera en el municipio de Yauco, queda mucho por hacer para esta y otras grandes industrias agrícolas en el resto de los municipios que comprenden la región del SPREDD.

La región cuenta con playas, tierras fértiles y otros elementos necesarios para el desarrollo agrícola y agroturístico. Estos activos naturales y culturales también pueden aprovecharse para la producción cinematográfica; sin embargo, el modelo actual de la industria parece estar impulsado por incentivos

La región tiene enormes activos en Salud y en Educación en Salud. Aunque la salud es una industria prominente en la región, no se registra como un sector comercializado (LQ > 1.0). Con base en las entrevistas a los stakeholders y el análisis de los activos, el sector de la salud -especialmente en Ponce- tiene activos clave que pueden traer mayor prosperidad a la región. Estos se enumeran en la siguiente Tabla.

Med Centro Healthcare System es otro ejemplo de una institución de salud del sur que se expande. Sus servicios clínicos y programas especiales impactan a varios municipios de la zona, incluyendo Ponce, Peñuelas y Juana Díaz. A partir de 2020, la institución atiende a más de 55,000 personas.

Otro activo de atención médica regional notable es la Ponce Health Science University (PHSU). Esta anunció un plan de expansión de $172 millones para su campus en Ponce. Una vez finalizado, PHSU duplicará el tamaño de la institución y ampliará considerablemente su huella de desarrollo económico y social en la región. También destaca el Ponce Research Institute (PRI). En 2020, PRI realizó más de 300 ensayos clínicos con una participación de más de 200 pacientes. También, empleó unos 45 empleados a tiempo completo y a 100 estudiantes de la PHSU para ayudar en los esfuerzos de investigación.

A pesar de que está impulsado por los incentivos fiscales de EE. UU., existe una presencia sustancial de fabricación de productos oftálmicos en la región. CooperVision, que es una de las cinco principales empresas dedicadas al diseño y fabricación de lentes de contacto, tiene en Juana Díaz su segunda planta de producción mundial más grande. El LQ (establecimientos) del Código NAICS 339115-Fabricación de Artículos Oftalmológicos para Juana Díaz es 53.07. Según documentos de la empresa, la instalación de Juana Díaz está arrendada a la PRIDCO.

18. Una corporación extranjera controlada (CFC) es cualquier corporación extranjera en la que el 50 % o más del poder del voto (el voto combinado, total, de todas las clases accionistas con derecho al voto) es propiedad directa, indirecta o constructiva de accionistas estadounidenses.

19. Reporte Anual, Amgen 2018