ANÁLISIS FODA

DEBILIDADES

Las debilidades de la región del SPREDD son significativas y representan décadas de eventos y circunstancias desafortunadas. No existe ningún proyecto o evento especial que resuelva todas estas debilidades en el corto plazo. Sin embargo, la formación del SPREDD, y la notable y creciente colaboración, constituye un paso significativo en la dirección correcta y se alinea con muchos planes formulados para abordar las singulares y múltiples debilidades señaladas.

La mayor debilidad existente es la pobre economía en de la región y a lo largo de todo Puerto Rico. Desde 2006, Puerto Rico ha perdido casi 239,000 puestos de trabajo, lo que constituye el 22 % de su base de empleo.20 Muchos de los stakeholders han citado como una debilidad clave la «fuga de talento» que resulta de la situación.

No contar con un Distrito de Desarrollo Económico (EDD) para la región. A pesar de los esfuerzos actuales y pasados para tener una organización que represente los intereses de la región Sur, el no tener una designación de EDD significa no haber logrado el proceso de planificación del desarrollo económico regional requerido para ser reconocido a nivel federal por la EDA.

La región, y todo Puerto Rico, está agobiada por una energía cara y poco confiable. Un componente básico de una economía competitiva es una fuente de electricidad barata, confiable y abundante. Por el contrario, el poder energético de Puerto Rico es limitado, caro y poco confiable. Según la información más reciente de la Administración de Información Energética de EE. UU. (EIA), Puerto Rico paga por energía industrial 2.64 veces más -por kilovatios/hora (kW/h)- que el promedio estadounidense. Las tarifas actuales en la Tabla 7 son una función de los bajos precios de la energía, debido a la menor demanda como resultado del lockdown impuesto por causa del COVID-19. En los últimos años, las tarifas residenciales -por kW/h- han estado cerca de los 30 centavos. Una «meta» declarada para la política energética de Puerto Rico es crear un precio de electricidad de 20 centavos/kWh. Esta métrica, por sí sola, podría eliminar la región SPREDD de la consideración de los potenciales inversionistas.

El deterioro del sistema de generación y distribución de energía, debido a la falta de inversión y la falta de confiabilidad y resiliencia resultantes, también han sido citados por los stakeholders como una debilidad para la región (y para Puerto Rico en su totalidad). Con respecto a la cuantificación de la confiabilidad, según el informe 2020 de la AEE, los clientes experimentaron un promedio de una hora al mes sin energía, o 12 horas al año. Esto es 3 veces el tiempo promedio sin energía para EE. UU., según la EIA.

Hawái, como Puerto Rico, también se ve afectado por los altos costos de la electricidad, ya que no hay reservas de petróleo o gas natural, y se debe importar combustible (para fuentes no renovables). Para superar esta debilidad, es posible que se deba rediseñar todo el sistema de generación y distribución de energía, de acuerdo con los comentarios de los stakeholders.

Tabla 7: Últimos Precios de la Electricidad en Puerto Rico. Fuente: U.S. Energy Information Administration

La región, así como todo Puerto Rico, tiene una enorme economía subterránea. Cuando se estaba compilando el Plan de Recuperación, los economistas de RAND Corporation estimaron que la economía subterránea (o informal) representaba aproximadamente el 25 % de la economía total. El desarrollo de una economía subterránea suele ser el resultado de una pobreza generalizada, de regulaciones excesivas (proceso de permisos) y de una estructura tributaria regresiva (impuesto sobre las ventas del 10.5 %). Los stakeholders han comentado que deben presentarse oportunidades que eclipsen la economía subterránea.

Dentro de la región del SPREDD, así como en todo Puerto Rico, los altos niveles de pobreza hacen que, muy a menudo, las personas construyan sus propias casas; estructuras que no cumplen con los códigos necesarios para que resistan huracanes y terremotos. Hacer cumplir con los códigos es un desafío para los funcionarios locales, ya que la vivienda es una necesidad humana básica. No obstante, estas estructuras seguirán siendo vulnerables a futuros desastres, y anularán muchas de las iniciativas actuales para la resiliencia.

Tabla 8: Tasa de pobreza en los municipios que comprenden la región del SPREDD

Fuente: U.S. Census Bureau ACS 5-year 2019

La región está agobiada por una tasa de pobreza del 52.6 %.21 La alta pobreza es indicador de una falta de recursos. Ello hace, a su vez, que la implementación de algunas de las iniciativas sea más desafiante. La falta de recursos ha resultado, también, en un llamado a la asociación y a una mayor capacidad colectiva, que son razones clave para la formación del SPREDD.

La reorganización actual bajo el Título III de PROMESA limita severamente el acceso a los mercados de capital para ciertas iniciativas. El nuevo gobernador de Puerto Rico, Pedro Pierluisi, ha dicho que sacar a Puerto Rico de la bancarrota del Título III «lo más rápido posible» debe ser una prioridad. Además, Puerto Rico está buscando adelantar iniciativas bajo el modelo de asociación público-privada (PPP); por ejemplo, el reciente acuerdo entre LUMA Energy, la Autoridad de Asociaciones Público-Privadas (P3) de Puerto Rico y la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico (AEE) para la operación de transmitir y distribuir energía a través de la red eléctrica.

Emigración de mano de obra calificada y baja tasa de participación en la fuerza laboral.

Algunos stakeholders temen que la fuerza de los sindicatos en San Juan sea un obstáculo para el pleno desarrollo y la realización del Puerto de Ponce, Puerto de las Américas.

El desmantelamiento de las antiguas instalaciones industriales donde operaba Commonwealth Oil Refining Company (CORCO) aún está en curso. El proceso de terminar la limpieza y rehabilitar el sitio para el establecimiento de nuevas industrias es una carrera de fondo cuyo final no se vislumbra a corto plazo.

Existe un capital limitado disponible para la expansión de pequeñas empresas y la puesta en marcha de startups. Esta debilidad se observa tanto en los diversos planes económicos así como en numerosas exposiciones de los stakeholders durante el proceso de desarrollo y elaboración de la CEDS.

El exceso de regulaciones, la burocracia excesiva, el «insoportable» proceso de permisos y la falta de apoyo gubernamental fueron citados por los stakeholders como problemas. Esta visión concuerda con la baja puntuación que obtuvo Puerto Rico en el área de permisología, en el ranking* Facilidad para Hacer Negocios, del Banco Mundial (World Bank’s Ease of Doing Business Ranking). La facilidad para hacer negocios también es un tema recurrente en el Plan de Recuperación. En 2018 se tomaron medidas para permitir el empleo “a voluntad” en Puerto Rico mediante la revocación de la Ley 80; sin embargo, los esfuerzos legislativos para este cambio fracasaron.

El engorroso proceso de obtención de permisos también podría ser reflejo del exceso de gobierno, como lo indica el alto LQ de la Administración Pública. (Ver Gráfica 9 en la página 20.) Por ejemplo, el Municipio de Ponce es el segundo empleador más grande de la región, con 2,226 empleados 22 , o un empleado por cada 59 residentes. Según CityStats, para las ciudades con más de 60,000 residentes, generalmente hay un empleado por cada 112 residentes. Ello indica que el municipio más grande (por población) de la región tiene casi el doble de empleados municipales.

A pesar del alto número de empleados en el sector de la Administración Pública, los stakeholders también presentaron quejas sobre la «falta de procesos participativos en los que el Gobierno pueda obtener retroalimentación y orientación de los expertos de la industria». Los stakeholders señalaron, a su vez, la falta de apoyo de los funcionarios de Turismo de Puerto Rico.

La deficiente infraestructura de comunicaciones en las zonas rurales de la región fue otro aspecto señalado por los stakeholders. No obstante, no había información independiente sobre las velocidades de internet en la región en el Mapa Nacional sobre Disponibilidad de Banda Ancha de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC). Los mapas de la FCC sobre disponibilidad de banda ancha a menudo no son confiables, según los requisitos de informes. Esto porque, según los estándares de informes de la FCC, si un pie cuadrado de un tramo censal está cubierto por banda ancha, entonces se “estima” que todo el tramo está cubierto.

La mayoría de los municipios de la región del SPREDD carece de profesionales locales dedicados al desarrollo económico. Como resultado, es posible que la región del SPREDD no esté en el radar de los potenciales inversionistas y que las empresas existentes no reciban, entonces, el apoyo necesario, según los stakeholders.

El Acta Jones (Carta Orgánica de 1917) limita las oportunidades para el desarrollo en el Puerto de las Américas en Ponce, así como la de otros puertos de la región del SPREDD. Aunque numerosos estudios apoyados por defensores del Acta Jones no están de acuerdo con la idea, otra cantidad sustancial de estudios indican que el Acta Jones perjudica a Puerto Rico.

El Aeropuerto Internacional Mercedita en Ponce ofrece conectividad limitada. Actualmente, el aeropuerto solo es servido por JetBlue. Hace más de 10 años, era servido por otras aerolíneas; entre ellas, Spirit, Continental, Cape Air y Delta Connection. En décadas recientes, ha habido un apoyo amplio -de los alcaldes y los sectores económicos de la región- liderado por la Cámara de Comercio del Sur de Puerto Rico (CCSPR), para la reactivación del aeropuerto como un paso crucial que atendería parte sustancial de las necesidades de la región Sur.

Algunos arrecifes de coral en la costa de los municipios de la región del SPREDD están en un estado crítico. Esta debilidad también podría ser un medio para promover la Economía Azul, dado que los stakeholders clave de la región están en comunicación con funcionarios en Hawái, auscultando métodos para revitalizar los arrecifes de coral.

Vale la pena señalar que podría existir una oportunidad de alineamiento de iniciativas con la NCR 15 – Curso de Acción de Protección y Restauración de Arrecifes de Coral y Pastos Marinos (Protection and Restoration of Coral Reefs and Seagrasses Course of Action), del Plan de Recuperación para Puerto Rico. Además, como parte del proceso de recuperación actual, el Gobierno de Puerto Rico está considerando un proyecto para los Arrecifes de Tallaboa, que incluye restaurar aproximadamente 125,000 m2 de arrecifes de coral en Guayanilla para reducir la frecuencia y la severidad de las inundaciones, y la erosión costera.

Los stakeholders vinculados con la industria agrícola afirman que muchos futuros trabajadores prefieren recibir asistencia del Gobierno, en lugar del trabajo duro con los bajos salarios asociados a la agricultura, lo que limita el potencial de ciertas iniciativas agrícolas.

20U.S. Bureau of Labor Statistics QCEW

21U.S. Census Bureau ACS 5-year 2019

22Puerto Rico Department of Labor Q3 2019